+ arguments?

Albert Sales

“Pobre pero decente”: la pobreza y el estigma de puta (2a parte)

Vagos, maleantes, putas e inmigrantes

// por Albert Sales //

Ana iba a empezar enfermería cuando su madre se quedó sin empleo. No llegó a pisar la universidad. La matrícula podía cubrirse con la beca concedida ya antes de que su madre perdiera su empleo en una empresa de limpieza. Aunque tenían ingresos, la situación económica de la familia de dos hijas era muy precaria desde que 8 años atrás muriera su padre. El salario de su madre no alcanzaba más que para el alquiler del piso, los suministros básicos y una parte de la comida. No había margen para imprevistos y hacía años que los servicios sociales de su ciudad de las afueras de Barcelona les habían derivado a recoger periódicamente su lote del Banco de Alimentos y ropa de abrigo al inicio de cada temporada de frío.

A pesar de todo, la madre de Ana, de 59 años, se sentía capaz de sostener la situación…

View original post 487 more words

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Setembre 2, 2016 by in Sense categoria.
%d bloggers like this: