+ arguments?

Albert Sales

Bangladesh en el Wall Street Journal: del mito de los trabajadores incansables a la cultura de la huelga

por Albert Sales i Campos // RETS

Es habitual que políticos y opinólogos se llenen la boca con afirmaciones que tienen su origen en cabeceras periodísticas a las que se cita como fuentes de verdad absoluta. Periódicos como Wall Street Journal son presentados ante la ciudadanía como medios neutrales, independientes y sin ideología de obligada lectura para la gente culta, leída y viajada, legitimada para hablar de cualquier tema con espeluznante seguridad.

bd demonstrationEl cinco de agosto, el periódico neoyorquino publicaba un artículo con el titular “La cultura de la huelga golpea la economía de Bangladesh”. En él se argumentaba que las sucesivas protestas y paros industriales que han tenido lugar en este país desde el desastre del edificio Rana Plaza, que el 24 de abril mató a más de 1.100 obreros y obreras de la confección, están deteriorando la competitividad del país y ahuyentando inversores y pedidos de las firmas internacionales. Con una supuesta asepsia científica se afirma que la negativa de los trabajadores y de las trabajadoras a volver a una relaciones laborales normalizadas no puede llevar más que al empobrecimiento del país en un año en el que deber recuperar su buena reputación maltrecha tras la masacre de abril y el impacto sobre la imagen de las firmas que se abastecen en Bangladesh.

Durante décadas, se ha alimentado el mito de los incansables y sumisos trabajadores asiáticos. Parecía que los obreros y las obreras asiáticas aceptaran sin rechistar las más duras condiciones laborales y se exhortaba a los acomodados europeos a ser más competitivos y a tomar ejemplo. Siempre ocultando las luchas que en países como Bangladesh, China, Indonesia, Malasia o India, se traducían en largas huelgas, movilizaciones en las calles, y durísima represión. Cuando las condiciones de inseguridad e insalubridad de las fábricas bengalíes dificultan que las luchas sigan escondidas en el silencio mediático, los medios globales de difusión ideológica se apresuran a reconocer que las huelgas existen y exhortar a los manifestantes a asumir su responsabilidad con la marcha del país.

La “cultura de huelga” afecta a la marcha de la economía, seguro. Pero llevar a las obreras y a los obreros al límite de la supervivencia con salarios que apenas permiten cubrir la alimentación y un precario techo, realizando jornadas de más de 70 horas semanales y obligándoles a elegir entre miseria y explotación combinada con miseria, tampoco parece que sea lo mejor para los bengalíes.

Para los voceros del neoliberalismo, la única lógica que existe es la de la economía neoliberal. Pero nuestra capacidad de comprender los hechos sociales es mucho más plural. Su lógica es la de la subordinación del conocimiento social a unos modelos teóricos que poco tiene que ver con la marcha real de las sociedades. Muy lejos de ser ciencia, su lógica es pura ideología. Una ideología que lleva hunde en la miseria a grandes mayorías sociales de todo el mundo para favorecer a una élites que, pase lo que pase, nadan en una obscena abundancia.

Nuestros tertulianos y opinólogos de cabecera seguirán mencionando el Wall Street Journal como fuente de su todología y seguiran permitiéndose el lujo de generar opinión a partir de una visión patéticamente parcial de la realidad en lugar de dejar atrás el provincianismo que supone dar total credibilidad a cualquier medio que publique en la lengua del imperio y que se distribuya en los aeropuertos de todo el mundo para adoctrinar a las clases medias globales.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s

Information

This entry was posted on Agost 11, 2013 by in Comunicació, Empreses transnacionals and tagged , , , , .
%d bloggers like this: